Tel. +34 985 84 88 63 | +34 636 52 06 78|reservas@laquintanaderomillo.es

Ruta del Pesquerín. Piloña

Ruta del Pesquerin, Piloña

Para principiantes en la montaña, esta ruta que nos ofrece la sierra de Pesquerín hasta el Pico Torre (815 m.) es un buen comienzo. Sus caminos nos sorprenderán con praderías y cabañas. Tras la ascensión, bajaremos hasta Villamayor, donde tendremos la oportunidad de conocer Santa María de Villamayor (antiguo monasterio de monjas y de monumento declarado Bien de Interés Cultural).

La primera ascensión al Pico Torre
Equipados para pasar una jornada en la montaña, iniciamos la ruta desde el pueblo de Pesquerín. Tomamos un camino asfaltado que nos llevará hasta lo más alto de la aldea y por el que debemos seguir, entre praderías, hasta que nos encontramos con las primeras cabañas de Bobia. Aquí haremos una parada para retomar fuerzas.
El sendero continúa sinuoso para llevarnos hasta una majada de la sierra con verdes praderías y pequeñas cabañas, refugio de ganaderos y montañeros.
Bordeamos las praderías y nos encontramos con unas impresionantes vistas que en los días más despejados nos permitirá ver hasta el mar Cantábrico. Desde aquí, tomamos la vertiente más sureña de la sierra Pesquerín hasta la siguiente majada, La Muezca. Ya solo nos queda un leve ascenso y llegamos a la cima del Pico Torre. Desde la cumbre, tendremos la oportunidad de contemplar una amplia panorámica de la Sierra del Sueve.
Tras la comida, tomaremos una ruta alternativa por la otra vertiente de la sierra para el descenso. El camino nos llevará hasta la majada El Corralín y La Muezca, donde seguiremos por el sendero de subida.

De tarde, un paseo por Villamayor
La siguiente parada nos lleva hasta la Iglesia de Santa María de Villamayor, declarada Monumento Nacional, por su ábside y su puerta sur, del siglo XII y en perfecta conservación.De su primitiva construcción nos llamará la atención sus acabados decorativos y la esbeltez de sus proporciones, que la convierten en un referente del románico del oriente de Asturias.
Si paseamos por sus alrededores, nos encontraremos con la iglesia parroquial de San Pedro, del siglo XIX, y la Casa Pastrana, del siglo XVIII. En su fachada, vemos la Estela de Oculatio, inscripción de carácter funerario.

Para saber más…

La iglesia Santa María de Villamayor aguardó un antiguo monasterio de monjas benedictinas. Hoy, en perfecta conservación, se destina a labores de local social, con una sala polivalente y biblioteca.

2017-02-21T11:41:03+00:00 febrero 21st, 2017|Senderismo|Sin comentarios

Deje su comentario