La Olla de San Vicente, una pisicna natural de 5 metros de profundidad, de aguas cristalinas color verde esmeralda, en un entorno de ensueño, rodeada de montañas y bosques, no deja indiferente a ninguna de las personas que la visitan.

Un paseo de 30 o 40 minutos desde el pueblo de Tornín, a 6 Km de Cangas de Onís, por un tranquilo sendero que discurre junto al río, y te permite disfrutar del entorno.

Ruta apta para realizar en familia, y al alcance de cualquiera, pero para la que se recomienda, como siempre, calzado adecuado a este tipo de terrenos.

En el vídeo podéis ver lo que os espera cuando lleguéis al final de la ruta.